25 de enero de 2009

Cuando el dinero no lo es todo


Sí amigos, a veces, el dinero no es lo más importante. Ricardo tenía una oferta encima de la mesa que le haría millonario: 15 millones de euros durante 5 años. El Milan -que cobraría unos 120 millones de euros por el jugador- se vio obligado a aceptar la propuesta, que le permitiría rejuvenecer el equipo con grandes jugadores.

Todo parecía hecho. Las páginas daban el acuerdo por cerrado y el partido disputado en San Siro ante la Fiorentina, donde Kaka' abrazó a todos los jugadores del equipo al término del encuentro, sonaba a despedida.

Parecía que definitivamente el dinero se había adueñado del fútbol, que ya no había colores, sentimientos... que los jeques árabes y los magnates rusos se iban a salir con la suya y reventar el mercado a sus anchas.

Pero el crack brasileño -unos dicen que esperando una oferta del Real Madrid- dijo NO. Rechazó la oferta. Todos sabemos de la gran fe religiosa que mueve al canarinho, y con la frase "Dios me ha dicho que me quede en Milan" cerró cualquier tipo de especulación, aún cuando el tododeroso Berlusconi ya lo había dado por perdido.

Kaka' ha dado una lección al fútbol, ha continuado en el club de sus últimos cinco años, anteponiendo sus sentimientos al dinero. Algo fácil de decir pero que muchos, al oir esas cifras, no se lo hubieran pensado dos veces.

Hoy, la batalla la ha ganado el fútbol. Mañana, ¿quien sabe?.

2 comentarios:

JORGE dijo...

me alegra muchisimo la decision de kaka espero que no quede en saco roto en verano con su fichaje por el madrid.
saludos

Arraigoo dijo...

Con la afición en la calle como se pudo ver es dificil que Kaka se vaya, y al Madrid lo veo dificil tambien.

un saludo