21 de octubre de 2009

EL CURIOSO CASO DE BRIAN CLOUGH (parte I) por Sergio Pascual


Un servidor siempre ha sido un amante del fútbol actual pero más aún de la historia de un deporte que une a todo el mundo en torno a una grandísima pasión.


Y esa maravillosa historia nos lleva a conocer a Brian Clough, un entrenador que creo una leyenda como entrenador por sus éxitos deportivos y su forma de entender el fútbol.


Clough fue un jugador interesante de los años cincuenta, acudió a la selección en contadas ocasiones y no porque él creía que no lo mereciese ya que sus datos goleadores podían llegar a avalarle: marcó en la Segunda inglesa 204 goles en 222 partidos hasta que se rompió. Se tuvo que retirar tras una rotura del ligamento cruzado anterior, esas cuatro temidas palabras que nos han arrebatado grandes jugones de este deporte.


En esta historia en cambio, el que Clough dejará los terrenos de juego para pasarse a los banquillos fue un auténtico regalo para todos los amantes del fútbol.


Era tal su gusto por el deporte rey que llegó a decir: ”Si Dios hubiera querido que jugáramos al fútbol en las nubes, hubiera puesto hierba ahí arriba”.


Una vez retirado, se convirtió en uno de los misters más prematuros con 29 años, empezando en un modesto con buenos resultados.


Para poder hablar de la carrera como entrenador de Clough, es imprescindible destacar la figura de Peter Taylor, su segundo entrenador inseparable, con el que conseguiría grandes éxitos a lo largo de su prolífica trayectoria.

Juntos en el Hartelpools F.C. empezaron a escribir una de las etapas doradas del fútbol inglés.


Clough era un entrenador extrovertido que pocas veces se callaba lo que pensaba y eso en el mundo del fútbol trae muchos adeptos pero aún más enemigos. Y el problema es mayor cuando tu enemigo es el propio presidente.


Pon fotos sin limite en slide.com GRATIS!!!


La histórica leyenda de Clough es comparable con el gran entrenador del Liverpool Bill Shankly, incluyendo que ambos poseen bustos en su memoria.


Tras su paso por el Harterpools F.C., el dúo Clough-Taylor se fue al Derby Country que en ese momento estaba en Segunda División. Clough empezaba a coquetear con el alcohol, adicción que marcaría su vida.


En el Derby comenzaron a llegar a los resultados y, tras una temporada que le sirvió para conocer al equipo, a la segunda lo ascendió a la Premier League. No sólo consiguió ascender al equipo sino que les alzó en su primera temporada a la cuarta plaza. Clough se hacía un hueco en el corazón de los The Rams.


En su cuarta temporada llegaría el primer gran éxito. Ganó la Premier disputándosela al Liverpool y Leeds en la última jornada y ganándola. Clough conquistaba su primer título y pese a sus métodos, se ganaba el respeto de todos los aficionados y los profesionales del mundo del fútbol. Acabaría abandonando el Derby porque Brian Clough tenía una mala costumbre: fichar a jugadores sin consultar a su presidente.


Tras unos cuantos fichajes así y aunque los jugadores y público pidieron que se quedara, el de Middlesbrough abandonaría un club que nunca le olvidaría. En la segunda parte contaremos la historia de los cuarenta y cuatro días en el Leeds y la lucha contra el enemigo que acabo con él: el alcohol.

3 comentarios:

Magortiz dijo...

Interesante historia.
Saludos desde La Escuadra de Mago

Alex dijo...

Entradas como esta no abundan en la blogosfera y para los que somos un poco frikis del futbol es caviar del bueno :)

enhorabuena

Con Rombo

CARLOS MATEOS GIL dijo...

Creo que hace poco han sacado una película sobre su vida que no pude ver. Una lástima porque promete ser apasionante. Un saludo
http://deparadinha.blogspot.com