17 de noviembre de 2009

Mentalidad de hierro (Segunda parte)


Pero en medio de toda esa vorágine, la mala suerte se cebó con el portero de Mérida. A finales de año, creo recordar que en diciembre de 2008, un espectacular choque contra Gurpegui en San Mamés le provocó una rotura de peroné que le mantendría alejado de los terrenos de juego al menos tres meses.


Lejos de venirse abajo, Cuéllar se obcecó con recuperarse lo más pronto posible y dos meses después volvería a entrar en una convocatoria de Manolo Preciado.


Debido a su ausencia, el Sporting había solicitado la cesión del portero vasco Iñaki Lafuente, que no lo estaba haciendo nada mal. Aún así, la pésima racha del Sporting en la última parte de la Liga provocó que los asturianos llegaran con la soga al cuello a los tres últimos partidos de competición que debían ganar para quedarse en Primera.


Pese a que desde su vuelta a la portería Cuéllar no estaba en su mejor forma -las dudas en las salidas tras la lesión estaban mermando la capacidad del guardameta-, Preciado confió en él para los últimos partidos, claves en el intento de salvar la categoría.

Lejos de amedrentarse o de perder la confianza en sí mismo, Cuéllar realizó un final de temporada apoteósico, ejemplificado sobremanera en el partido ante el Valladolid en el Nuevo Zorrilla, cuando en el último suspiro -y no exagero- sacó una mano prodigiosa ante un disparo a bocajarro del charrúa Canobbio que significó tres puntos básicos para que el Sporting se pudiera mantener un año más en la máxima categoría del fútbol español.


Gracias a su magnífico final de temporada, 'Pichu' se graduó como un gran portero para el respetable rojiblanco y tras la vuelta de vacaciones, era el teórico titular.


Él lo sabía, y su pretemporada estaba siendo brillante hasta que el club rojiblanco viajó hasta Salamanca para disputar uno de sus últimos partidos de preparación. De nuevo en una salida, y tras un choque con un contrario, Cuéllar se produjo un esguince de rodilla que le mantuvo alejado del césped casi un mes. Nadie se lo podía creer. De nuevo cuando mejor estaba, las lesiones volvían a cebarse con el guardameta sportinguista.


No obstante, la garra de Iván volvió a hacer que recortara los plazos de recuperación y no tardó mucho en volver a una convocatoria. Para entonces, Juan Pablo (protero fichado por el club rojiblanco esta temporada procedente del descendido Numancia) estaba haciendo unos partidos increíbles y su inclusión en el once inicial era muy improbable en esos momentos.


Por ello, la Copa del Rey era el máximo aliado del portero ex atlético. Si conseguía realizar un par de buenas actuaciones y que el equipo pasara a los Octavos de Final, podría recuperar la forma perdida y volver a disputarle el puesto al acertado Juan Pablo.


Pero nada más lejos de la realidad. La pasada semana, poco después de que el equipo quedara eliminado por penaltis ante el Recreativo en El Molinón, en la sesión matutina de entrenamiento, Cuéllar sufría una rotura de ligamentos que le mantendrá en el dique seco hasta el próximo mes de junio.


Todos los sportinguistas nos temimos lo peor. Demasiados mazazos para el portero emeritense. Tanta mala suerte era difícil de comprender.


Tras la noticia, 'La mareona' esperaba ansiosa las primeras palabras de su portero, sin saber con qué Iván se iban a encontrar. Eran demasiados palos para poder sacar una sonrisa o unas palabras de esperanza.


Pero una vez más, Cuéllar nos volvió a dar a todos una lección. "Ya estoy deseando empezar a trabajar para acortar lo máximo posible el período de recuperación" confesó el guardameta.


Ante esta mentalidad de hierro de la que puede presumir el portero rojiblanco, desde La estirada sólo nos queda quitarnos el sombrero, aplaudir la actitud y la cabeza de esta gran persona, y desearle una buena recuperación y que la temporada que viene volvamos a verlo defender los colores del Sporting en El Molinón.


Ánimo Iván. Los sportinguistas, como yo, te queremos.

2 comentarios:

HeriCalifornia dijo...

Te felicito por tu blog. Muy buen material el que manejas saludos. Te invito a que pases por el mío.
http://tirolibredirecto.blogspot.com/

Santy Menor dijo...

Gracias por tu comentario, sin duda es lo que te anima a seguir adelante.

Me he pasado por tu blog y no está nada mal para aumentar nuestro conocimiento acerca del fútbol internacional.

Un saludo desde La estirada