13 de agosto de 2010

¿Qué pasa con Cáceres?


Se habla de la salida de Hleb, del fichaje de Mascherano y de la apuesta por la cantera. Pero... ¿y Martín Cáceres?. Tras su cesión en la Juventus y su participación en el Mundial de Sudáfrica, el uruguayo regresó a Barcelona pero poco o nada se ha oído acerca de su futuro.

Todo el mundo sabe cómo es el mundo del fútbol. En una semana puedes pasar de ser el jugador más valorado por los medios o la grada a ser descartado por un club. ¿Quién no conoce a un jugador que prometía mucho, pero el día en el que un ojeador de un equipo potente le fue a ver hizo su peor partido de la temporada? ¿o aquel futbolista talentoso argentino que no se supo adaptar al ritmo del fútbol europeo?. Son muchos los tópicos que año tras año se repiten tanto en el fútbol profesional como en el aficionado, pasando por las categorías inferiores.

Algo parecido le ha ocurrido a Martín Cáceres. El defensa uruguayo fue fichado por el Villarreal en febrero de 2007 (aunque se incorporaría a la disciplina castellonense a partir de julio) cuando militaba en Defensor de Montevideo y tras ser nombrado mejor central del Campeonato Sudamericano sub-20. Por su juventud, el 'submarino amarillo' creyó conveniente cederlo al Recreativo de Huelva, para que así pudiera disfrutar de la mayor cantidad de minutos posible en Primera División. Pero Cáceres no sólo consiguió ser titular, sino que se convirtió, con apenas 20 años, en el líder de la defensa onubense.

Su gran temporada no pasó desapercibida para los grandes equipos europeos, no en vano fue pretendido por clubes de la talla de Real Madrid o Manchester, aunque fue finalmente el Fútbol Club Barcelona el que firmó al charrúa por 4 temporadas abonando al Villarreal 16 millones de euros por su fichaje. El traspaso, que se cerró días antes de la presentación oficial de Guardiola como nuevo entrenador de la entidad barcelonista, fue una apuesta personal del secretario técnico Txiki Begiristain.

Tras una pretemporada en la que el futbolista estuvo discreto, Guariola comenzó a dejar claro desde la primera jornada de liga que el uruguayo no entraba en sus planes. Pep, amante de los centrales con salida de balón, veía en Cáceres a un jugador rápido, con grandes condiciones físicas pero que perdía muy fácil la posición, se desconcentraba asiduamente y estaba incómodo con el balón en los pies. Varios fallos en los pocos partidos que jugó le costaron ser cedido la pasada temporada a la Juventus, que se reservó una opción de compra por 13 millones de euros.

Ya en Turín, Cáceres se hizo pronto con un hueco en el once inicial como lateral derecho, marcando un gol de cabeza en uno de sus primeros partidos con los bianconeri. Pero una complicada lesión abdominal a mitad de temporada le hizo perder su sitio en el equipo, algo que no volvería a recuperar en toda la temporada. Por suerte, el defensa llegó a tiempo para la cita mundialista y, pese a no comenzar el torneo como titular, se acabó ganando el puesto como lateral izquierdo realizando un buen papel.

Su actuación en el Mundial y las bajas de Márquez y Chigrinskiy le abrieron las puertas para hacerse un hueco en el equipo de Guardiola esta temporada, pero lo cierto es que, tras unos rumores que apuntaban a que sería cedido nuevamente, ni la prensa y ni el club se han vuelto a referir a la situación del charrúa, que no ha disputado ningún amistoso de pretemporada con el Barça. Sólo Guardiola, en alguna rueda de prensa, ha comentado que "no piensa recuperar a ninguno de los jugadores que estuvieron cedidos la pasada temporada" en referencia a Cáceres, Hleb, Keirrison y Víctor Sánchez. Hasta ahora, todos tienen su futuro resuelto excepto Martín, que todavía no sabe dónde jugará la próxima temporada.