17 de abril de 2010

La experiencia es un grado


El fútbol, como todo en la vida, va por modas. Peinados, botas de fútbol, diseños de equipaciones, guantes de portero, vendajes, esparadrapo, tatuajes... pero también tipos de entrenadores, estilo de juego, jugadas ensayadas...

Cuando algo funciona, todo el mundo tiende a imitarlo. Un ejemplo claro es el efecto Guardiola. El fichaje de Pep por el Barça el pasado año y su inmediato éxito provocó que entrenadores como Leonardo, Ferrara o Pocchetino firmaran por Milan, Juventus y Espanyol.


Otro ejemplo: los laterales altos en Inglaterra. Es muy habitual ver a laterales con características de defensa central en los equipos de la Premier. Corluka, O'Shea, Ivanovic, Cuéllar por citar algunos.

Pero, junto a todo ello, hay una nueva moda que está surgiendo en el fútbol actual: los porteros veteranos. Hace no mucho tiempo, se valoraba mucho a los porteros jóvenes. Porteros ágiles, con buen manejo de balón con los pies, descarados, con una dosis muy alta de ilusión... pero desde hace unos años, esta tendencia ha ido cambiando y hemos vuelto a los tiempos de Dino Zoff y compañía. Como dicen algunos, la historia tiende a repetirse y en este caso así ha sido.

Van der Sar en el Manchester, Palop en el Sevilla, César Sánchez en el Valencia, Given en el Manchester City o Schwarzer en el Fulham son vivos ejemplos de ello. Guardametas que han sabido reinventarse y han mejorado facetas del juego que cuando empezaron a jugar apenas eran importantes y que a día de hoy son imprescindibles. Curiosamente, el juego con el pie de los porteros que he nombrado es en todos los casos notable, así como todos gozan de una gran seguridad en sus salidas por alto.

¿Es buena o es mala esta tendencia? Hay opiniones para todos los gustos. Para unos, los porteros veteranos impiden la progresión de guardametas más jóvenes y quizás con más futuro, mientras que para otros, la serenidad y el saber estar de los porteros veteranos no tiene precio.

Para mí, la edad es lo menos importante. Lo que verdaderamente importa son las actuaciones de los profesionales en el campo, que es donde realmente se demuestra la valía de un jugador. Si el rendimiento es bueno, el DNI no debe tener trascendencia en ningún caso.

5 comentarios:

El_Acertijo dijo...

hola amigo! me hice seguidor de tu blog! me gustaria que te hagas del mio! un abrazo!

Tremendamente Motivados

Santy Menor dijo...

Sin ningún problema. Muchas gracias. Un saludo.

Manuel Lidueña Góngora dijo...

Depende del portero, un veterano tiene muchos puntos a favor, no hay más que ver por España a Palop o Cesar. Pero los jovenes si son buenos también creo que deben jugar, como De Gea que está impresionante.

Saludos

p.d.- A ver si sigues también mi blog que yo sigo el tuyo desde hace tiempo...

Santy Menor dijo...

Sigo tu blog, Manuel, lo que pasa que apenas cuento con tiempo libre y no he podido firmarte en ninguna entrada.

Sin embargo, he de decirte que tanto el diseño como el contenido de tu blog son muy buenos.

Te agradezco de corazón tu seguimiento. Personas como tú hacen que este blog, nacido en 2006, no haya tirado la toalla.

La Grada dijo...

Me encanta este artículo Santy!!
A mi personalmente, los guardametas veteranos me gustan mucho, lo que más me gusta de ellos es su personalidad, su saber estar en el campo y como manejan las situaciones y las adversidades de cada partido.
Pero por otra parte, como dice Manuel, está De Gea, y en su momento Casillas, que es imprescindible que jueguen.
Un saludo a todos!!!
http://bloglagrada.blogspot.com/